Home » Medio Ambiente, Noticia Destacada, Noticia País » Consumo de energía en la minería registró menor crecimiento en 11 años
Durante 2016 se registró un alza de 1,4%, explicado por menores leyes del mineral.

.

.

Pese a que durante 2016 la minería chilena del cobre registró una baja en su producción en más de 220 mil toneladas de cobre fino, su consumo de energía siguió creciendo 1,4% en comparación a 2015, de acuerdo con cifras de Cochilco. Sin embargo, este aumento es el menor registrado desde 2005 y, a juicio de la entidad estatal, confirma la ralentización en el aumento del consumo energético en el sector iniciada en 2013, año en que se registró la más alta producción de cobre mina en 15 años.

“Este aumento es considerablemente menor a lo que ha sido la tendencia histórica”, indicó el vicepresidente ejecutivo de Cochilco, Sergio Hernández, quien agregó que el alza se explica por “cambios estructurales en distintas fases del proceso de explotación, en las menores leyes de mineral promedio del país, que pasaron de 0,69% a 0,65%, y a la mayor distancia de acarreo de mineral desde mina. Además, se registró un aumento en el mineral procesado en plantas concentradoras, proceso intensivo en el uso de energía eléctrica”.

De los 168.572 terajoules que consumió el sector en 2016, 52,4% correspondió a energía eléctrica, proveniente tanto del Sing como el SIC. El estudio, además, señala que el principal combustible líquido utilizado en el sector es el diésel (88,8%), y en menor medida el gas natural (5,6%).

Baja en las leyes

De acuerdo con el estudio, es esencial una mirada más profunda a la relación entre el envejecimiento de las minas y el aumento del consumo de energía, lo que a juicio de la entidad evidencia el deterioro de competitividad de las faenas chilenas.

“La baja en un 5,8% de la ley promedio de mineral extraído de mina solo confirma la necesidad de mejorar continuamente la productividad del sector, por ejemplo, vía eficiencia energética, ya sea por medio de mejoras de procesos o aplicación de nueva tecnologías”, sostuvo Hernández.

El personero añadió que frente a este escenario es fundamental el compromiso y colaboración de las mineras con el Estado en materia de eficiencia energética. “La cooperación es fundamental para el desarrollo de la minería en su conjunto, pero no únicamente con el sector minero, sino con otros agentes clave en esta industria, como las generadoras y las comunidades”, indicó.

Otra preocupación del sector está en materia de costos. Si bien en 2016 el precio de la electricidad bajó en 0,6 centavos de dólar por MWh, ya al primer trimestre de este año el escenario cambió. “El primer trimestre hubo un aumento de los precios de la energía eléctrica, lo que sumado a aumento del consumo de energía, debiera significar un aumento de los costos”, dijo Hernández.

En 2016, la minería concentró el 12% de la energía total consumida en el país.

.

.

Fuente:LaTercera
www.chilemineria.cl
Be Sociable, Share!
GARRA